Gobiernos Territoriales Indígenas de Nicaragua y Mesoamérica comparten experiencias

La Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB) y el Gobierno Territorial Indígena de Tasba Raya Wanky Twi, realizaron el pasado 21 de febrero en Bilwi, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, el taller “La gestión territorial indígena en Mesoamérica: Retos y oportunidades para la gestión sostenible de los recursos naturales y la mitigación al cambio climático”.

El objetivo del taller era presentar el aporte de los pueblos indígenas y comunidades forestales campesinas en cuanto a la gestión de los bosques, y las acciones en respuesta ante iniciativas privadas o gubernamentales que ponen en riesgo sus derechos y el medio natural.

Durante el taller, Gobiernos Territoriales Indígenas de la RAAN, así como miembros de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, expusieron sus experiencias en cuanto al manejo de los territorios, planes de aprovechamiento de los bosques, saneamiento de los territorios, diferentes modelos de gestión territorial, entre otros.

El taller se llevó a cabo en la Casa del Gobierno Regional de la RAAN, y  contó con la participación de líderes de gobiernos territoriales de la RAAN, líderes de Gobierno Nacional y Regional de la RAAN, líderes comunitarios, organizaciones locales, organismos no gubernamentales internacionales que apoyan a la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, entre ellos ICCO & Kerk in Actie Centroamérica, ClimateWorks Foundation, Ford Foundation, entre otros.

El intercambio se llevó a cabo en tres paneles: Gobernanza Territorial: La experiencia de los Gobiernos Territoriales Indígenas de la RAAN;  Gobierno Regional Autónomo de la RAAN y el fortalecimiento de la gobernanza local; La gestión territorial en Mesoamérica y los derechos territoriales: Una agenda en construcción.

Las organizaciones territoriales identificaron los desafíos en el plano local, identificando de manera especial el reto del saneamiento de los territorios, los colonos, así como a nivel políticas y en las nuevas tendencias globales de adaptación y mitigación al cambio climático. Al mismo tiempo, coloca en perspectiva la necesidad de fortalecer las agendas comunitarias para el desarrollo económico, social y ambiental de la región.

En Mesoamérica, los pueblos indígenas y comunidades forestales tienen influencia histórica sobre 50 millones de hectáreas de bosques, que son manejados a través de normas ancestrales, reglas tradicionales y usos culturales como la forestaría comunitaria.

Sin embargo, en la región se sigue enfrentando la presión del avance de la frontera agrícola animada por ganadería y extracción de madera desmedida, entre otros que incluyen además la amenaza de mega proyectos que ponen en riesgo los medios de vida de pueblos indígena y comunidades rurales.

Visite el sitio Web de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques: www.alianzamesoamericana.org