Lo que nos enseña Uaxactún sobre el manejo del Bosque

Hoy se celebra el Día Internacional de los Bosque y Arboles. Es ocasión de reflexionar qué estamos haciendo con este importantísimo recurso renovable que alberga miles de especies de biodiversidad y aporta bienes y servicios ambientales a nivel local, nacional e internacional.

Por Salvadora Morales, Oficial de Programa de ICCO Cooperación en Centroamérica. 
---
Recientemente, como parte de mi trabajo, visité la comunidad Uaxactún, en la Reserva de Biosfera Maya, en Petén, Guatemala. Conocí de cerca el trabajo de la Organización de Manejo y Conservación (OMYC),  miembro de la Asociación de Organizaciones de Comunidades Forestales de Peten (ACOFOP), con la que ICCO Cooperación trabaja desde hace más de una década. Hace 17 años el Estado Guatemalteco les otorgó, bajo concesión forestal, 86,000 hectáreas de bosque. La Comunidad asumió el reto de hacerse cargo del manejo, control y aprovechamiento de este bosque. 

Hoy en día 1,800 familias se benefician del aprovechamiento sostenible del Xate, de la exportación de productos maderables certificadas por FSC y que tienen una trazabilidad de la legalidad de la madera comprobada.  La comunidad ha ido incursionando en otras áreas de aprovechamiento como es el Ramón, Ojoche o Harina Maya. Un creciente mercado de harina libre de gluten y orgánica está siendo comercializado, beneficiando especialmente a mujeres en el proceso de producción.

OMYC, integrada por 264 socios comunitarios, se ha hecho cargo de la vigilancia, monitoreo y control del bosque.  Su modelo local de gobernanza interna  funciona a favor del desarrollo económico de las comunidades, del sistema de áreas protegidas de Guatemala y la conservación de la biodiversidad. Es un modelo que ha iniciado un proceso de exportación a otras regiones del mundo y de nuestra región centroamericana.

En esta gráfica se puede observar la contribución que la comunidad ha hecho al manejo del bosque y a la interrupción de la degradación y deforestación del mismo. Este hecho resulta particularmente relevante por tratarse de una zona de Guatemala, uno de los países con los índices más altos de deforestación en Centroamérica. 

El éxito del manejo del bosque radica en un proceso de aprendizaje constante, una junta directiva organizada con reglas y roles definidos que son  continuamente monitoreados por los miembros de la directiva.

* ACOFOP es parte del consorcio de organizaciones con las que implementamos el proyecto Nuestra Tierra, Nuestros Bosques: gobernanza forestal de Pueblos Indígenas y comunidades forestales en REDD+ y FLEGT, desarrollado con fondos de la Unión Europea.   

Foto: comunitario de Uaxactún trabajando en el bosque en el proceso de extracción de chicle.