Por el fortalecimiento de la Gobernanza Forestal en Centroamérica

El proyecto 'Gobernanza Forestal de Pueblos Indígenas y Comunidades Forestales en REDD + y FLEGT', desarrollado por ICCO Cooperación y cinco organizaciones centroamericanas - con financiamiento de la Unión Europea - buscará fortalecer las operaciones e involucramiento efectivo de actores no estatales, particularmente, de aquellos que habitan y manejan los bosques: Pueblos Indígenas, pequeños productores, comunidades forestales y pesqueras en Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

El proyecto tendrá una duración de cuatro años y un presupuesto de 3 millones de Euros. Con esta iniciativa se espera involucrar a 300 Organizaciones Indígenas y de Base Comunitaria, beneficiando así a más de 1,300 comunidades y poco más de un millón de personas en los países en los que se implementará el proyecto. 

“Algo distintivo de este consorcio es que está conformado por las y los portadores de derechos, los legítimos administradores de la tierra, que viven en los bosques y los protegen”,
explica Emmanuelle Benavidez-Rioufol, Sub Directora Regional de ICCO en Centroamérica. “Nuestro trabajo parte del convencimiento de que  no hay nadie mejor que ellos para participar efectivamente en los procesos de gobernanza, en las estrategias nacionales para reducir la deforestación y degradación forestal, así como en la promoción de salvaguardas y legalidad forestal”.

La iniciativa incluye establecer sociedades y acuerdos voluntarios para velar por la gobernanza y legalidad forestal (AVA-FLEGT) y,  para impulsar la inclusión en las estrategias nacionales de reducción de emisiones causadas por deforestación y degradación de los bosques (REDD +).

“La idea es consolidar las dinámicas de toma de decisión y las medidas de gobernanza basándonos en el diálogo inclusivo, el respeto a los derechos de Pueblos Indígenas y en la generación de receptividad de las autoridades estatales”
, expresa Salvadora Morales, Coordinadora del proyecto.

ICCO convocó a un consorcio conformado por: Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP), Federación de Productores Agroforestales de Honduras (FEPROAH), Utz Che’ (GUATEMALA), Ya’axché Conservation Trust  (BELICE) y el Consejo Nicaragüense de Certificación Forestal Voluntaria (CONICEFV).

“El proyecto constituye un desafío porque la región está siendo afectada por la pérdida de la cobertura forestal donde las tierras indígenas están siendo las más afectadas, en la medida en que se vulneran sus derechos y se niega el reconocimiento a los sistemas propios de gobernanza local. Desarrollar capacidades para una participación de calidad de las organizaciones de base y comunitarias en los espacios de concertación será uno de los mayores impactos que esperamos lograr”
, asegura Marvin Centeno, presidente de CONICEFV.

Para la efectiva implementación del proyecto, el consorcio cuenta con dos importantes aliados estratégicos: la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), una plataforma de diálogo e incidencia que aglutina a Pueblos Indígenas y Comunidades Forestales de la región, y con la organización Miskitu Asla Takanka (MASTA), que reúne y representa a los 12 Consejos Territoriales Indígenas del Pueblo Miskito de Honduras.

Foto: Cortesía Salvadora Morales