Fortaleciendo a comunidades miskitas de Honduras

Para mejorar las condiciones económicas, sociales y ambientales de las comunidades del Río Coco o Segovia en Honduras, ICCO Cooperación y la Comisión de Acción Social Menonita (CASM) desarrollaron este mes las primeras acciones de un proyecto de forestería comunitaria y agroforestal.

El proyecto Mejoramiento productivo sostenible para la seguridad alimentaria, manejo del bosque y generación de ingresos, se concentra en las comunidades indígenas Rus Rus, Mabita, Suhi, Pranza y Salulala, adscritas al Concejo Territorial de Fizmos. El objetivo es dotar a las comunidades de herramientas y posibilidades para hacer frente a los desafíos del cambio climático.

Salvadora Morales, Oficial de Programa de ICCO Cooperación, explica que uno de los primeros pasos será “
fortalecer los procesos locales de gobernanza para la toma de decisión colectiva, inclusiva y articulada entre los beneficiarios y sus líderes que acompañaran el proceso de implementación de las acciones, como son los Concejos Comunales, Concejos Territoriales y  MASTA, una organización que trabaja por los derechos indígenas en los territorios miskitos de Honduras".

La meta final es promover la gobernanza forestal  comunitaria y potenciar el impacto económico de las empresas y comunidades indígenas.
Con este proceso se espera alcanzar a más de 200 familias y 300 pequeñas y pequeños productores.

El proyecto forma parte del Programa de Adaptación al Cambio Climático en el Sector Forestal (CLIFOR), implementado en Honduras desde el 2014 con financiamiento de la Unión Europea y el Gobierno de Alemania.