154 Líderes religiosos de todas las regiones del mundo, hacen un llamado para que tengamos un futuro donde las reducciones de carbono ya no aumenten y el clima sea flexible y equitativo.

En el marco de la reunión en Bonn para trabajar en un proyecto de texto para la COP 21, la Alianza ACT y otras instituciones basadas en la fe hicieron entrega de una declaración a la Secretaría General de la CMNUCC.

Bonn, Alemania. 20 de octubre de 2015. Este día una declaración firmada por 154 líderes religiosos de diferentes Organizaciones Basadas en la fe ha sido entregada a la Secretaria General de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres.

Mientras que los negociadores que representan a 194 países se reúnen en Bonn esta semana para trabajar en un proyecto de texto para la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2015 (COP 21), que se desarrollará en diciembre próximo en París, los líderes religiosos están emitiendo la presente convocatoria, ambiciosa para el clima, que busca recordar a todos los gobiernos que deben comprometerse en la reducción de emisiones y la reducción del riesgo climático, y prometer importantes contribuciones desde sus propias comunidades religiosas, incluyendo la desinversión de la energía fósil. Entre los firmantes están: Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, Secretario General del Consejo Mundial de Iglesias, el arzobispo Thabo Makgoba de la Iglesia Anglicana de Sudáfrica, el arzobispo Pedro Barreto Jimeno, de la Iglesia Católica, Imam Mian Tayyib y Sulak Sivaraksa, de la Red Internacional de Budistas Comprometidos.

Coordinado por la Alianza ACT, CIDSE, la Federación Luterana Mundial (FLM), Religiones por la Paz, y el Consejo Mundial de Iglesias, una declaración común se ha publicado hoy en Bonn, Alemania. La declaración fue entregada a la señora Christiana Figueres por Cornelia Füllkrug-Weitzel, directora de Pan para el Mundo, Alemania, Karin Kortmann, Vice Presidente del Consejo de Laicos católicos de Alemania.

"Instamos a los gobiernos a comprometerse a aumentar la resiliencia climática, la eliminación gradual de energías fósiles y alcanzar cero emisiones para mediados del siglo. Hacemos un llamamiento por un mecanismo más robusto y sólido para revisar las ambiciones, transparencia y reglas de responsabilidad aplicables a todos, y la provisión de financiación y apoyo a los países pobres y vulnerables ", dijo Cornelia Füllkrug-Weitzel.

"Guiados por nuestras creencias religiosas, nosotros, como líderes religiosos nos hemos reunido para pedir un resultado ambicioso París. En el último mes, la familia de la ONU ha decidido tomar responsabilidad por el medio ambiente y la humanidad mediante la aprobación de la Agenda 2030. En París los jefes de estados y gobiernos tienen la oportunidad de evidenciar cuan serios son. La supervivencia de millones de seres humanos depende de ellos", dijo Karin Kortmann.

Esta convocatoria se basa en un número creciente de llamadas de grupos de fe hechas a lo largo de los últimos 12 meses, como la encíclica Laudato Si del Papa, la declaración de la Cumbre Interreligiosa de Nueva York, la Declaración de Lambeth, y la declaración islámica sobre el cambio climático. Estas llamadas también marcan la participación de grupos de fe diferentes que trabajan juntos hacia los mismos objetivos. El mensaje de los grupos de fe es ahora inequívoco.

La declaración, está disponible en Inglés, francés, español y alemán, se puede encontrar aquí

FIN

Notas a los Editores:

Kathrin Schroeder, CIDSE, +49 -151 - 52 421 444

Martin Kopp, Lutheran World Federation, +33 - 689049050

Mattias Söderberg, ACT Alliance, +45-29700609