Mejorando las condiciones de seguridad en Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y Colombia

Se destinarán € 440 mil euro para las actividades que se concentrarán en el Municipio de Ciudad Sandino.

El programa, que tendrá una duración de 4 años, cuenta con el financiamiento del Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos e ICCO & Kerk in Actie y será ejecutado en Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y Colombia.

En Nicaragua, se destinarán € 440 mil euro para las actividades que se concentrarán en el Municipio de Ciudad Sandino, donde el programa busca además contribuir a la inclusión social y económica de los jóvenes, a través de su participación en actividades generadoras de ingresos, así como en procesos de formulación e implementación de políticas públicas en el Municipio.

La Directora Regional de ICCO & Kerk in Actie en Centroamérica, Mariecke van der Glas, presentó el programa a representantes de autoridades de Ciudad Sandino durante una reunión el pasado viernes 14 de diciembre. La Directora Regional dijo "el Programa procura enfrentar las amenazas interconectadas de la inseguridad social, la desigualdad de género, la violencia y el crimen organizado que se han convertido en uno de los más serios obstáculos al desarrollo en América Latina y especialmente para Centroamérica".

El Programa tendrá como elementos claves la construcción de capacidades, promoción de diálogos entre gobiernos municipales, sector público y privado, organizaciones de la sociedad civil y grupos vulnerables en el municipio, así como la prevención de la violencia y derechos humanos.

En Nicaragua, ICCO & Kerk in Actie ejecutará las actividades en conjunto con Fundación Rubén Darío para el Desarrollo Humano (FUPADE), Fundación Déjame Intentarlo (FDI) y la Universidad Americana (UAM).

Como parte de los resultados, se espera que los jóvenes participantes en el programa adquieran conocimientos a nivel técnico y ocupacional, certificado por el Instituto Nacional Tecnológico del poder Ciudadano (INATEC);  elaboren planes de negocio con el acompañamiento de la UAM; y creen sus propias microempresas, entre otros resultados.   

Se espera establecer contacto con empresas públicas y privadas a fin de crear una plataforma para el empleo y las prácticas laborales que realizarán los jóvenes beneficiarios, una vez hayan recibido diversas capacitaciones.