Construyendo un mejor futuro para la Moskitia hondureña

ICCO & Kerk in Actie y la Comisión de Acción Social Menonita (CASM) desarrollan el proyecto con el co-financiamiento de la Unión Europea.

Con un monto de más de US$ 550 mil Euros para un período de tres años, este proyecto busca promover espacios de diálogo efectivo entre organizaciones indígenas, afro descendientes, gobiernos locales y sector público-privado para incentivar la inversión y el desarrollo económico de la zona.

El proyecto pretende facilitar espacios de diálogos para consensuar estrategias y acciones comunes para el desarrollo de estas comunidades, los cuales han sido obstaculizados por la falta de infraestructura vial, el alto costo del transporte entre las comunidades y el histórico conflicto entre algunas de las etnias.

El reto del proyecto es contribuir a una democracia participativa, fundamentada en una participación social más amplia y articulada, explica Anielka Pacheco, Oficial de Programa de ICCO &Kerk in Actie Centro América. Las acciones previstas permitirán a las comunidades promover políticas y programas de desarrollo económico local, concluye Pacheco.

Actores clave

Los municipios, Consejos Territoriales Indígenas (miskito y garífuna), organizaciones sociales y el Instituto de Conservación Forestal (ICF), son actores clave en la realización del proyecto, y es por esto que se busca facilitar un acercamiento entre ellos.

Lograr la participación de los pueblos indígenas en el proceso de ordenamiento territorial que impulsa el Gobierno hondureño es otra de las metas del proyecto. “El objetivo es proporcionar títulos de propiedad territorial de sus tierras ancestrales a los consejos territoriales indígenas. Este es un proceso importante en Honduras; por primera vez los pueblos originarios tendrán un respaldo jurídico para demostrar la pertenencia de sus tierras”, expresa Mario Argeñal, Coordinador del proyecto y miembro del equipo de CASM.

Ricardo Ramírez, líder garífuna en la zona y padre de siete hijos,señala que este proceso, “es algo básico para los pueblos indígenas, a fin de asegurar la tenencia de las tierras. Trae como beneficios gozar de los recursos naturales de forma responsable, controlar los territorios ya titulados y sanearlos donde sea necesario. También nos obliga a ponernos de acuerdo con nuestros vecinos Miskitos sobre las delimitaciones”.

Otro de los objetivos es lograr que los actores locales se apropien de sus respectivos Planes Estratégicos de Desarrollo municipal (PEDM), instrumento clave para el desarrollo local que facilitará la identificación de las demandas y necesidades más prioritarias en los municipios.

De esta manera se promoverá que la oferta de inversión y desarrollo que llega a la región no sea impuesta, sino que las comunidades sean capaces de elegir de manera informadao identificar otras alternativas, con una visión estratégica más participativa y de más largo plazo.

ICCO & Kerk in Actie Centro América realiza actividades de desarrollo económico en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua con contrapartes de la sociedad civil, el sector público y empresarial. El Programa de Desarrollo Económico Justo apoya el empoderamiento social y económico de comunidades rurales. Además, fomenta la inserción productiva de mujeres y jóvenes en los mercados de forma justa y sostenible.

Este proyecto desarrolla además un fuerte componente de participación ciudadana y reconocimiento de los derechos de pueblos indígenas, temas vinculados con el programa de Transformación de Conflictos y Democratización de ICCO & Kerk in Actie Centro América.

Imágenes del proyecto. Puede ver más fotografías en: http://www.flickr.com/photos/83856690@N05/