Construyendo la conciencia de una economía local posible

En el mes de Agosto, representantes de las organizaciones colombianas socias de ICCO en el programa “Construyendo protección a través del empoderamiento de las personas” (BPEP por sus siglas en inglés), realizaron una gira de intercambio para conocer los avances del programa en Honduras en los municipios de La Campa y Lepaera. Las organizaciones participantes fueron Fundación Pequeño Trabajador (FPT), Fundación Menonita Colombiana para el Desarrollo (MENCOLDES) y Project Counseling Service (PCS).

En esta gira, las organizaciones colombianas conocieron el trabajo que realiza el Organismo Cristiano para el Desarrollo Integral de Honduras (OCDIH) y el Centro de Acción Social Menonita (CASM) en materia de emprendedurismo y fortalecimiento de capacidades para la generación de medidas de protección de los jóvenes en sus municipios.


Orlando González, Facilitador Regional del Programa, introdujo la actividad afirmando que para ICCO esta gira proporciona una visión nueva porque las formas organizativas que se están desarrollando y los procesos de incidencia con los gobiernos locales, se enriquecerán al tomar en cuenta las diferencias que existen en ambos contextos.


Andrés Pinto, de CASM, explicó que el programa en Honduras está beneficiando a la juventud en materia de formación humana y de valores para empoderarlos sobre la situación social que se vive en sus municipios de cara a identificar y cubrir sus necesidades. “Hemos descubierto hacia donde enfocar nuestro trabajo en lo que se refiere a la demanda de empleo que tienen los jóvenes, así como en la generación de alianzas estratégicas entre el sector privado y los gobiernos municipales para garantizarles fuentes de trabajo”, manifestó durante la gira.


Por su parte, Blanca Tulia Flores, Directora de Programas de OCDIH, expresó que se están fortaleciendo las capacidades para mejorar el ámbito socio-económico de los municipios y brindar oportunidades de autoempleo. “Creo que el interés y disponibilidad por parte de la juventud para emprender estos procesos han venido a facilitar el éxito del programa en Honduras porque se están cubriendo sus expectativas de desarrollo”, señaló.


Durante la gira también se compartió con los jóvenes participantes en el programa BPEP. Ever Alexander Reyes, presidente de la Red de Jóvenes de La Campa, expuso que se está finalizando un proceso de formación con jóvenes sobre gestión de los gobiernos locales. “A nivel municipal, nuestra red está integrada por jóvenes de todas las comunidades”, detalló. Para Marlen Vásquez, participante de BPEP y Gerente de Finanzas de Rica Tajada, una empresa conformada en los talleres sobre emprendedurismo, es importante mirar hacia el futuro pensando en ser mejores aprendiendo un oficio y participando activamente en su comunidad.


Ricardo Pinzón, Director de MENCOLDES, valoró como positiva esta gira porque se pueden sistematizar las ofertas de formación y capacitación para identificar las temáticas, metodologías y lecciones aprendidas. “Me parece que vale la pena analizar la tipología de unidades productivas o de emprendedurismo porque nos permitiría hablar conjuntamente sobre cuáles pueden tener trascendencia y cuáles no, así como valorar aquellas que pueden animar a hacer un trabajo más asociativo”, reflexionó.


Yamile Torres, Directora de Proyectos de FPT, agregó que aunque el contexto de Honduras es diferente hay instrumentos y herramientas que se pueden adaptar en Colombia como el proceso de articulación entre las diferentes organizaciones, incluyendo la participación de la cooperación, para lograr la incidencia en los gobiernos locales de los territorios donde se trabaja.


Eduardo León, Director de Programas de PCS, identificó con esta gira que surgen múltiples ideas tanto de los éxitos de las pequeñas iniciativas de emprendimientos que logran insertarse en la economía local como de las dudas que generan aquellos que se pensaba podrían tener mayores dificultades. “Creo que es fundamental que haya un tejido social y organizativo fuerte porque construir una economía popular no es un asunto estrictamente económico sino también de insertar en la comunidad la conciencia de que es posible una economía local”, concluyó.