MASTA celebra su XIX Asamblea General

Este 29 de julio, la organización Miskitu Asla Takanka (MASTA) celebró su XIX Asamblea General. Se discutieron temas como los procesos de titulación, gobernanza y de administración de los territorios, la agenda de defensa de los derechos territoriales ante invasiones, la lucha contra los megaproyectos y otras grandes amenazas que enfrenta el territorio.

Uno de los temas clave fue el de los logros obtenidos con respecto a la titulación de los territorios. El año pasado MASTA logró la  titulación  de 761,713.09 hectáreas, lo cual representa aproximadamente el  7.3%  del territorio total de Honduras.

También se analizó el reto de fortalecer sus bases para lograr una gestión encaminada hacia el desarrollo regional, ya que se busca fomentar la empresarialidad indígena y el comercio justo de manera que se contribuya a la reducción de la pobreza en las comunidades de la Moskitia.

Una historia de luchas y de logros

La administración actual de MASTA comenzó su gobierno de forma diferente y estrepitosa, al movilizar alrededor de un centenar de miskitus para hacer un plantón de más de un mes frente a Casa Presidencial del Gobierno de Honduras, en la ciudad capital de Tegucigalpa, en octubre de 2010. Durante esta manifestación, MASTA contó con el firme  respaldo de sus bases, formadas por el pueblo miskitu y reclamó con firmeza los derechos por la titulación territorial, educación, salud, vivienda y desarrollo indígena al gobierno  hondureño.

Como resultado de esta movilización social, se logró firmar un acuerdo con el Presidente Porfirio Lobo, en el cual él y su gabinete se comprometieron a apoyar los procesos de demanda del pueblo miskitu. También se logró el reconocimiento del derecho a la consulta previa, libre e informada sobre temas de importancia nacional en los territorios miskitus.

Todo el gestionar de MASTA ha sido posible gracias a la honestidad, transparencia y voluntad de trabajo de sus actuales directivos y equipo técnico que han dado la confianza a donantes como Banco Mundial a través del Proyecto PATH, AMBP, ICCO, GGF, Fundación Ford, quienes han invertido sus recursos económicos y técnicos en la región para apoyar los procesos de lucha por los derechos indígenas y la gestión de los recursos naturales del pueblo Miskitu.


Foto y noticia cortesía de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMBP)