Aprovechamiento forestal: convirtiendo madera en carbón

“Cuando la gente produce carbón de forma artesanal y usando madera muy gruesa no están haciendo uso racional de los bosques, más bien promueven la depredación forestal. En cambio nosotros producimos carbón de calidad con los desperdicios de la madera”, explicó Elvin Castellón, Coordinador de la Asociación de Profesionales para el Desarrollo de Nicaragua (APRODEIN), en el marco del proyecto “Somoto Carbono Comunitario”, financiado por ICCO, el Fondo Nacional de Desarrollo Forestal y Taking Roots de Canadá.

Para transformar la madera en carbón es necesario contar con un reactor, el cual APRODEIN replicó de tecnología japonesa. La fabricación del reactor cuesta 1,300 córdobas ($50 USD).

Además de la producción de carbón, APRODEIN cuenta también con un taller de carpintería, el cual ayuda a la auto-sostenibilidad del proyecto para que los productores no dependan sólo de la cooperación. De toda la madera comprada, esta organización capacita a los participantes en la fabricación de muebles, cerrando así el ciclo completo del aprovechamiento forestal.

“La gente me dice que no siembra un árbol porque no pueden comer del árbol, pero yo les digo que si pueden comer del árbol con la venta de madera y obtener los recursos necesarios para sus necesidades”, señaló Castellón.

1. Se colocan 154 libras de madera dentro del reactor, acomodando los trozos pequeños de forma alterna y cruzada para permitir la circulación de calor. Esto ayuda al proceso de deshidratación de la madera, en lugar de quemarla.

2. Se procede al proceso de insolación, se cierra el reactor para que el calor circule internamente y se tapa con tierra para evitar la entrada de oxígeno y la liberación de calor, previniendo que la madera se queme.

3. Con el calor circulando en el reactor, ocurre una deshidratación de la madera, lo que facilita que el carbón se cocine a temperatura ambiente por espacio de seis horas.

4. Pasada las seis horas, la madera se ha deshidratado o cocido por completo, produciendo el carbón que utilizamos para uso doméstico.

5. De las 154 libras de madera en trozos que colocamos al inicio, se producen 54 libras de carbón.

6. Un flete o carretada de leña con valor de 300 córdobas (US$11.5 dólares) puede producir hasta cinco sacos de carbón, quintuplicando su valor de venta hasta 1,500 córdobas (US$58 dólares).

Sobre el proyecto Somoto Carbono Comunitario…

El proyecto se basa en reducir los impactos del cambio climático a través de la reforestación para capturar dióxido de carbono (CO2), comercializarlo a través de bonos de carbono y beneficiar económicamente a productores y productoras de los municipios de San Juan de Limay y Somoto en el norte de Nicaragua. Promueve, además, un uso adecuado de los suelos a través del manejo agroforestal para garantizar no sólo mejores terrenos para bosques sino también para incentivar las actividades productivas de la población de la zona.


¿Qué es un bono de carbono?

Es un mecanismo internacional de descontaminación para reducir las emisiones que causan el calentamiento global. Las reducciones de estas emisiones se miden en toneladas de CO2 y se traducen en Certificados de Emisiones Reducidas (CER). Un CER equivale a una tonelada de CO2 que se deja de emitir a la atmósfera y puede ser vendido en el mercado de carbono a países industrializados (de acuerdo a la clasificación del Protocolo de Kioto, Diciembre 1997). Los tipos de proyecto que pueden aplicar a una certificación son, por ejemplo: generación de energía renovable, mejoramiento de eficiencia energética de procesos, reforestación, limpieza de lagos y ríos, etc. El proyecto hace posible el acceso a estos mecanismos y beneficios para los habitantes de Somoto.