"Conectar a la gente es nuestra pasión"

María Pacheco es la fundadora y presidenta de Kiej de los Bosques (socio de ICCO), una empresa con conciencia social que diseña y vende accesorios de moda hechos a mano bajo la marca Wakami. Los productos Wakami son elaborados por 16 empresas rurales de Guatemala, conformadas en un 90 por ciento por mujeres. “El objetivo de nuestro trabajo es generar negocios incluyentes por medio de una cadena de valor artesanal para lograr que la prosperidad llegue a las comunidades más necesitadas del país”, asegura María.

A Maria Pacheco, su experiencia de trabajo en el campo como bióloga y agricultora le ayudó a entender que, lo que las comunidades rurales realmente necesitaban eran fuentes de ingresos. Es así como en 2004 funda la empresa social Kiej de los Bosques, con el objetivo de vincular a comunidades rurales con los mercados.

Junto a su equipo decide separar las actividades de capacitación de la dinámica de mercado. Y es así, como en 2008, que crean la organización no gubernamental Comunidades de la Tierra. La empresa Kiej diseña productos y desarrolla conceptos de mercado, y Comunidades de la Tierra capacita a grupos rurales y los convierte en empresas con métodos de negocios incluyentes.

Kiej de los Bosques diseña y vende pulseras y accesorios de la marca Wakami, palabra maya que significa “Ya es”. Queta Rodríguez, Gerente de Comercialización, explica que los productos Wakami son el resultado de la colaboración del equipo de diseño de Kiej y varios de los grupos de artesanas, quienes comparten el sueño de conectar al mundo con la experiencia de Guatemala. “Es así como Wakami conecta a las personas por medio de productos que enriquecen las vidas de quienes los compran y cambian las vidas de quienes los producen”.

María señala que el verdadero impacto de la generación de ingresos en las mujeres del área rural se ve reflejado en sus hijos y su hogar. “El sueño que nos inspira se logra a través de los mercados”, afirma, “por eso vemos a los mercados incluyentes como una fuente de prosperidad para comunidades en áreas remotas de Guatemala”.

Tanto Kiej como Comunidades de la Tierra trabajan en la creación un estilo de vida más sostenible para sus socias. Para ello cuentan con Wakami Villages, cuya idea va más allá de resolver la pobreza. Las mujeres rurales con ingresos se convierten en agentes de cambio para sus familias y sirven de ejemplo para su comunidad. “Esta herramienta le brinda a las mujeres distintas oportunidades para invertir en alternativas que mejoren todo lo que está a su alrededor”. Por ejemplo, les permite invertir en servicios que ayuden a mejorar la calidad de vida en sus hogares: “Nos hemos aliado con organizaciones de micro-crédito para que las mujeres accedan a préstamos para invertir en filtros de agua, paneles solares y estufas mejoradas”, añade.

En su opinión, todos juntos tienen que trabajar en lograr una prosperidad incluyente que brinde oportunidades a mujeres en los lugares más remotos de Guatemala.


Foto cortesía de Sandra Sebastián, Plaza Pública, Guatemala.