Microempresarias buscando alternativas

Por Yassika Cruz. Asistente de Programa

Invertir en educación permite alcanzar un mayor desarrollo intelectual y aumenta las posibilidades de insertarse exitosamente en el mercado laboral. Pero muchas veces es difícil encontrar programas especializados que complementen la formación técnica con la formación en valores que le permita a los y las estudiantes desarrollar sus negocios y moldear su carácter para ser personas generadoras de cambio en su comunidad.

Por esta razón, la Fundación para el Desarrollo (FUNDAP), socio de ICCO en Quetzaltenango (Guatemala), ofrece una gran variedad de programas de educación técnica para diferentes grupos metas. Entre ellos, el programa de Micro MBA (Mujeres en Busca de Alternativas), el cual brinda capacitación técnica a mujeres indígenas con un micro negocio (venta de verduras en el mercado, ventas de helados ambulante, entre otros) y que tengan la necesidad y el deseo de crecer.

La metodología de este programa es la de “aprender haciendo”. Se basa en la implementación estudios de caso y acompañamiento en el terreno para apoyo en la ejecución de lo aprendido. Los estudios de caso son de la vida real e incluyen preguntas como: ¿qué puede hacer Juanita si las verduras para vender hoy en el mercado no se vendieron y se le pudrieron? o ¿cuánto necesito vender para poder vivir más dignamente?, por mencionar algunas.

Lejos de ofrecer programas complejos sobre cómo realizar proyecciones financieras, FUNDAP se concentra en temas simples como la “Alfabetización Financiera”, cuidando siempre que las experiencias de sus integrantes sean el tema más importante en el salón de clases.

De acuerdo a FUNDAP, este programa “está diseñado para promover el crecimiento de las microempresarias a través de una formación empresarial de calidad que permita potencializar sus habilidades garantizando un desarrollo constante y sostenible”. El programa de Micro MBA ha formado alrededor de 300 mujeres indígenas, quienes ahora están empoderadas y formadas en valores que les permiten ser empresarias, líderes en sus comunidades y mujeres en busca de alternativas con trabajo digno y sostenible.